ADA MÁS QUE ASISTENCIA

 
 
¿NECESITAS AYUDA?  
LLÁMANOS 915 193 300

Dos en la carretera

Las parejas no son como los diamantes. O sí, cuando las personas se aceptan como son. Una road movie, o película de carretera, donde se aborda la cuestión del matrimonio a lo largo de una serie de viajes a la Riviera francesa, es “Dos en la carretera” (1967)

¡Qué complicado es, a veces, reencontrarse! ¿Verdad? Hay historias como “Dos en la carretera” (1967), película de Stanley Donen, que así lo reflejan. La música de Henry Mancini nos acerca al periplo emocional que experimentan los personajes encarnados por Audrey Hepburn y Albert Finney en sucesivos viajes a la Riviera francesa a lo largo de su matrimonio. Ambos se irán encontrando con el dilema, tras sucesivas crisis, de separar sus vidas o seguir adelante con la relación. A veces hay que echarse a la carretera para, sencillamente, divisar otros horizontes, cambiar la perspectiva, y tomar decisiones, como les ocurre a Joanna y a Mark en una historia donde queda claro que amar no es fácil. Pero es posible.

El filme, deliciosamente sesentero, fue rodado -entre otras localizaciones-, en Château de Chantilly, la Costa Azul en el sur francés, el puerto de Niza, o La Colle-sur-Loup, en los Alpes Marítimos. Las dificultades de los viajes, cuando las cosas van bien, se llevan de otra manera; no pasa en momentos donde las tensiones afloran. Cambian los tiempos, los coches, las situaciones. Las personas, igualmente. Las épocas.

ADA Calidad y experiencia

ADA Calidad y experiencia

Compromiso y fidelidad

Nosotros, en ADA, hemos pasado por muchas épocas, desde que en 1969 iniciáramos nuestra actividad (ya ha llovido, ¡en la Costa Azul y en el mundo entero!). Nos hemos hecho un importante hueco en el sector de las compañías de asistencia en carretera, partiendo de un compromiso y una fidelidad inquebrantales con respecto a nuestros clientes. La fidelidad, precisamente, es uno de los temas que toca esta comedia romántica y a la vez dramática, donde los viajes se convierten en metáforas de la evolución de la pareja formada por Hepburn y Finney.

Fidelidad y compromiso están, de alguna manera, unidos: no puede haber lo uno sin lo otro. Cada viaje será siempre distinto, vendrá acompañado de distintas vicisitudes, como ocurre con los personajes de esta película. Por eso, y para todo tipo de imprevistos estamos nosotros, en la Riviera francesa y en cualquier rincón de Europa. Compruébalo.

Los comentarios están cerrados.