ADA MÁS QUE ASISTENCIA

 
¿NECESITAS AYUDA?  
LLÁMANOS 915 193 300

¿Cómo climatizar el coche?

El aire acondicionado y la climatización de los vehículos han evolucionado mucho, a lo largo de los años. Aquí brindamos algunas claves para utilizarlos bien y conducir cómodamente sin despilfarrar energía.

Un vehículo será mucho más confortable cuánto mejor climatizado esté, tanto para las temperaturas altas como durante la estación invernal. Conducir con calor o tiritando de frío no es una opción, especialmente cuando se trata de realizar trayectos largos; igualmente, ante los imprevistos, es de suma importancia que el coche nos ofrezca un habitáculo lo más habitable posible (si nos quedamos atrapados en una carretera nevada, por ejemplo).

Debemos saber que el uso de la climatización, cuando se trata de enfriar el habitáculo, hace que el vehículo consuma (combustible, electricidad, gas). El porcentaje de gasto estaría entre un 5 % y el 20 % más, tirando por lo alto. La calefacción, por el contrario, no gasta ni carburante ni agua.

Es el motivo por el que, si hace calor y vamos circulando por ciudad a baja velocidad, podamos ahorrar prescindiendo del aire acondicionado: se bajan las ventanillas y listo. Otra cosa es que vayamos conduciendo por autovía; en este caso, una vez que pisemos el aceleredor, será mejor encender el aire. Las rejillas debemos mantenerlas orientadas al centro.

¿A qué temperatura sale el aire acondicionado del coche? ¿Cuál sería la más confortable y adecuada? Según la Dirección General de Tráfico (DGT), y tomando como referencia las recomendaciones de Seat, estaríamos hablando de 21,5º C. Otras fuentes coinciden en un intervalo que va de 22ºC a 24º C. En cualquier caso, hemos de tener en cuenta que, si caldeamos en exceso el interior de un vehículo -en días o sitios particularmente fríos- corremos el peligro de amilanarnos, y adormilarnos.

Aire acondicionado o climatizador

Lo más fiable -si nuestro vehículo nos ofrece esa opción- es utilizar la opción auto del climatizador, dejando que el aire se distribuya de abajo a arriba, para que resulte más caliente por los pies que en la parte superior del vehículo. Existen sistemas inteligentes que aclimatan ya diferentes áreas de un coche (conductor o conductora, y pasajeros). El termostato ayuda a que el interior del vehículo se mantenga a una temperatura razonable. 

El aire acondicionado es una máquina y funciona de manera que logra enfriar el aire del interior, eliminando impurezas (filtrándolas), así como posibles humedades. Pero no hay que apresurarse en ponerlo a lo loco: lo suyo es andar con el coche un par de kilómetros o tres dejando entrar el aire de fuera. Sobre todo para que el sistema no fuerce la máquina con el motor frío.

Los comentarios están cerrados.