ADA MÁS QUE ASISTENCIA

 
¿NECESITAS AYUDA?  
LLÁMANOS 915 193 300

Conduciendo con remolque

Por necesidades personales o profesionales, es posible que en algún momento nos veamos obligados a utilizar un remolque, ligero o pesado. Veamos algunas recomendaciones para conducir remolques con todas las de la ley.

 

 

 

Conducir un vehículo es toda una experiencia, en especial cuando se es novato, o novata. Esto se relaciona en ocasiones -y demasiado directamente- con la edad, aunque no necesariamente es así: de hecho se considera “conductor joven” a alguien con menos de 25 años, mientras que conductora novel sería una mujer con menos de un año de carnet. Por ejemplo.

¿Y qué velocidad máxima con remolque de 750 kg se puede alcanzar? ¿Qué hay de la tarjeta itv remolque ligero? Son otras preguntas que nos vienen a la cabeza, y que trataremos de contestar con estos sencillos consejos:
 

  1. Debemos asegurarnos de qué permiso necesitamos, puesto que este variará en función de la MMA del nuestro vehículo y del remolque que queramos transportar. Por ejemplo, para el caso expuesto más arriba (vehículo de MMA 3.500 kg y remolque de MMA 750 kg), el permiso será de clase B. Cuando la MMA del remolque supere los 750 kg, y siempre y cuando el conjunto de vehículos no exceda los 4.250 kg, bastará con un permiso de clase B-96. El permiso tipo B+E será imprescindible con un remolque o semirremolque de mayor entidad (hasta 3.500 kg).
  2.  
    carnet conducir

  3. Debemos conocer los límites de velocidad específicos a la hora de enganchar un remolque a nuestro vehículo. Un remolque no ligero (con MMA superior a 750 kg) no podrá superar los 80 km/h en autopistas y autovías, mientras que un remolque ligero tendrá su límite en los 90 km/h. En carreteras convencionales, el límite será de 80 km/h, y en vías fuera de poblado, de 70 km/h. Por ciudad se circula a 50 km/h como máximo.
  4.  

  5. Debemos saber que el remolque ha de pasar la ITV también, y esto no es ninguna tontería: circular con un remolque no ligero que no haya pasado la inspección puede costarnos 200 euros. Los ligeros, al no ser considerados vehículos propiamente dichos, han de estar presentes cuando el vehículo pasa la inspección, nada más; los remolques pesados o semirremolques, por su parte, sí que están obligados a pasar su propia inspección.
  6.  

  7. Debemos conducir previamente un remolque o semirremolque, en especial si carecemos de experiencia, para aprender a realizar ciertas maniobras (dar la marcha atrás, tomar las curvas), entrenar el frenado (la distancia de frenado crece, cuando llevamos ensamblado un remolque, entre un 15 y un 20 %) o comprobar la visibilidad (a veces hay que instalar retrovisores extra que permiten mejorar la visión, si el remolque la limita).
  8.  

Los comentarios están cerrados.