ADA MÁS QUE ASISTENCIA

 
¿NECESITAS AYUDA?  
LLÁMANOS 915 193 300

Cómo conducir un coche automático por primera vez

Es posible que seas un conductor -o conductora- con muchísima experiencia. También es posible que jamás hayas manejado un coche con caja de cambios autómatica. ¿Tendrías algún reparo en hacerlo?

 

Supongamos que sí. Sobre todo al principio, dado lo extraño que resulta conducir sin embrague, cuando no hay costumbre. Si bien es cierto que durante años en Europa no estuvimos muy habituados a la conducción autómatica -ésta era más propia de EE.UU., donde la afición por las marchas era y es exigua-, en los últimos años el desembarco de vehículos autómaticos ha ido aumentando.
 

A medida que los prejuicios de los conductores han ido desapareciendo, la conducción manual ha ganado adeptos. Sobre todo en Gran Bretaña, Dinamarca y Países Bajos, donde los automáticos se han comido casi la mitad del mercado. El nuestro no es un país que abogue por este tipo de vehículos, en cambio (representan un 21 % de las matriculaciones).
 

¿Es cierto que...?

caja-de-cambios-en-coche-automatico

  • ¿Es más caro un coche automático que uno manual? Generalmente sí, pero un modelo económico puede suponernos entre 1.000 o 2.000 euros más. Eso sí, en el caso de las grandes firmas es otra cosa: ahí dependerá de si queremos hacernos con un ultimísimo modelo de marca.
  • ¿Se averían más los automáticos que los de cambio manual? La tecnología desmiente que este tipo de transmisiones supongan más problemas, al menos actualmente; de hecho, vicios como el mal uso del embrague pueden salir más caros en caso de avería. La duración de las pastillas y discos de freno es menor en el caso de los manuales, por ejemplo.
  • ¿Son menos eficientes? La eficiencia ha ido evolucionando, así que en este momento no existen prácticamente diferencias entre ambos sistemas.
  • ¿Existe alguna ventaja adicional? Sí, la referente a los vehículos de ocasión: no es mala idea comprar un coche automático second hand, puesto que la transmisión autómatica se conserva mejor.

Al subirnos a un vehículo automático decimos adiós a la palanca con marchas, sustituida por otra palanca con letras. La cosa cambia, con una nomenclatura que por lo general es la que sigue: “P” de parking, “R” de “reverse” (la marcha atrás, en español), “N” de neutral (sinónimo aquí de punto muerto) y “D” de “drive” (el modo conducir, por así decir).

 

Viajar en coche autómatico (consejos para novatos/as)

  1. El pie izquierdo, que en la conducción manual es el que se usa para pisar el embrague, debe colocarse en el apoya-pies situado al lado del pedal de aceleración. El pie izquierdo no pinta nada aquí (es cuestión de coger rutina).
  2. Una cosa que no debemos hacer: poner la palanca en la posición neutral (“N”) al descender por una cuesta pronunciada (al igual que pasa con la conducción manual, puede ser muy peligroso).
  3. Si queremos darle años de vida a la caja de cambios, debemos evitar pasar de la opción “D” a la marcha atrás (“R”) para ahorrar tiempo: estaremos maltratando a la propia transmisión, que sufrirá un estrés añadido.
  4. Apagaremos el motor si estamos en plena caravana y vamos a estar algo más de un minuto con el coche parado.
  5. Cuando vayamos a aparcar: tenemos que hacerlo de la siguiente manera: “N”, freno de mano, soltando el freno de pie y cambiando finalmente a “P”.

Los comentarios están cerrados.