ADA MÁS QUE ASISTENCIA

 
¿NECESITAS AYUDA?  
LLÁMANOS 915 193 300

5 consejos para viajar tranquilamente por carretera en verano

La posibilidad de apagar el móvil. La expectativa de unos días de relax para pasarlo con tus seres queridos. Damos la bienvenida al verano con unos consejos para quienes viajan por carretera. Viajar bien también es un placer.

Un viaje en coche, por carretera, hay que prepararlo concienzudamente. Para que no haya sorpresas y discurra con normalidad, tranquilidad, e incluso placer. Si eres de esos automovilistas nacidos para conducir, y te encanta trasladarte con los tuyos en coche, no dejes de leer estas recomendaciones que vienen a continuación.

Aunque la asistencia al viajero está ahí -estamos ahí- y puedes precisar de ella las 24 horas, lo mejor será siempre poner tu vehículo a punto. Estarás preparado para cualquier eventualidad que pueda producirse.  

 

Llave inglesa

1. Pon a punto tu coche. Aunque esto es un mandato para todo el año, si vas a hacer muchos kilómetros, tu vehículo debe estar perfecto: revisa los neumáticos, los frenos (el líquido de estos, también del aceite), el motor, el limpiaparabrisas, la dirección, las luces. Y no olvides la documentación necesaria, tanto el permiso de conducción como el seguro obligatorio, y la documentación de la compañía de asistencia en carretera, si la tienes. Ni que decir tiene que la inspección técnica de vehículos (ITV) deberá estar al día.

icono-móvil

2. Planea el recorrido bien equipado. Actualmente es casi imposible perderse. No solo se puede contar con un buen mapa de carreteras de-toda-la-vida: la tecnología es nuestra amiga. Y GPS’s y Google Maps, los mejores aliados para conducir por carreteras secundarias y territorios desconocidos. Haz paradas cada dos horas: conducir implica una enorme responsabilidad, es imprescindible cumplir con los descansos.

icono-gasolinera

3. Carga tu coche de combustible y organiza el equipaje. Ya habrá tiempo de parar en surtidores lejanos… procura arrancar el trayecto con el tanque lleno y evitar el agobio que puede entrarte en carretera si se te llega a encender el piloto de “reserva”, sobre todo en parajes muy alejados de todo (¡sudores fríos!). El equipaje, cuanto más ligero, mejor, y bien colocado; así evitas que te dificulte la visibilidad, por ejemplo.

Icono-mochila

4. Llévate provisiones. Si vas a conducir a lo largo del día, o de la noche, tendrás que cuidarte para no desfallecer en el intento. Algo para almorzar ligero -sándwiches, ensaladas-, bebida fresquita en una pequeña nevera (el alcohol lo dejamos para el lugar de destino, ¿vale?), picoteo sano, y del insano también… que para eso estamos de vacas. ¡Esas patatitas vienen fenomenal siempre!

icono-soleado

5. Chequea el tráfico antes de partir. Desde 2015, la DGT informa a los usuarios del estado de las carreteras a través de una aplicación móvil. La Agencia Estatal de Meteorología también puede serte de utilidad, así como los otros muchos canales existentes en las redes sociales.

Los comentarios están cerrados.