ADA MÁS QUE ASISTENCIA

 
¿NECESITAS AYUDA?  
LLÁMANOS 915 193 300

Ruta Vía de la Plata: recorre la historia de España de sur a norte

4 regiones, 7 provincias y 800 kilómetros de viaje. La Vía de la Plata es el equivalente español a la Ruta 66 y, coincidencia o no, el nombre de la autovía que la recorre no es otro que A-66.

 

 

 

La Ruta de la Plata es uno de los itinerarios culturales y turísticos más importantes de España. Recorre el oeste de península desde el sur hasta el norte, concretamente desde Sevilla, hasta Gijón, y debe su nombre a una antigua calzada que los romanos construyeron entre Mérida y Astorga. Después de la Vía Augusta, esta fue la más importante para los romanos en cuanto a comunicación peninsular.

A lo largo de la misma, se pueden encontrar multitud de restos, sobre todo romanos, pero también de otros pueblos. Y es que el uso de esta ruta se remonta a la época de los tartesios (siglo VII a. C.) Pero no fue hasta que llegaron los romanos que el itinerario cobró verdadera importancia, ya que, el Imperio la utilizaría durante las guerras de conquista y, más adelante la emplearían, además, árabes y cristianos como ruta comercial.

Recorrer la Vía de la Plata significa toparse con mil y un paisajes, todos de innegable belleza: plateados olivares, recias carreteras desiertas, frondosos parajes de un verde imposible... Pero uno de los máximos atractivos de esta ruta, si es que la imponencia de la escena pudiera quedársenos corta, es la multitud de ruinas arqueológicas que la enriquecen. En lo que concierte a rutas en coche, esta es una que no te puedes perder…

 

Paradas propuestas a lo largo del camino

  1. Sevilla: los romanos entraron en la capital hispalense en el año 206 a. C. y en sus inmediaciones fundaron la ciudad de Itálica. Algunos de los restos que podemos visitar en la ciudad son el Antiquarium o los restos del acueducto romano de Sevilla.
  2. Carmona (Sevilla): en esta localidad sevillana podemos encontrarnos con la necrópolis, el anfiteatro, la vía Augusta o el Cardo Máximo.
  3. Monesterio (Badajoz): ya en Extremadura, nos encontramos con esta localidad que, pese a ser conocida por su suculento jamón, también lo es por sus dólmenes y asentamientos de la época megalítica.
  4. Mérida (Badajoz): por supuesto, no hay que dejar de visitar en la capital cacereña su famosísimo teatro romano. Pero también es de gran trascendencia el anfiteatro, que se inauguró en el 8 a. C. y que llegó a tener un aforo de 15.000 personas.
  5. Plasencia (Cáceres): se dice que el municipio de Plasencia estuvo habitado ya en la prehistoria, y prueba de ello son los vestigios cerámicos hallados en la Cueva de Boquique.
  6. Baños de Montemayor (Cáceres): podemos admirar en Baños gran parte de la calzada romana, además de las termas romanas y el Puente del Cubo.
  7. Béjar (Salamanca): llegamos a Castilla y León y nos encontramos con la famosísima localidad de Béjar, que fue conquistada por los romanos en el siglo I a. C. El Puente de la Malena, las canteras de mármol de Casafranca y el palacio de Valverde son algunos de los hitos que no hay que dejar de visitar.
  8. Salamanca: la ciudad antigua, llamada Helmántica, se convirtió durante la época romana en uno de los centros mercantiles más importantes de la Vía de la Plata. La Salamanca actual, por su parte, se construyó en torno al puente romano, erigido sobre el río Tormes.
  9. Zamora: ya en tiempos romanos, la ciudad adquirió una cierta importancia como estación de la Vía de la Plata. Aunque no quedan muchos vestigios de la época romana en la ciudad, en Camarzana de Tera nos encontramos con la villa romana de Orpheus, un asentamiento de gran interés histórico y monumental.
  10. Astorga (León): fue la capital administrativa del noroeste de Hispania, y como tal, conserva reliquias del pasado, como las primeras murallas. Por otro lado, en el subsuelo de la ciudad se pueden visitar las ruinas del foro, las termas y las redes de saneamiento.
  11. Ribera de Arriba (Asturias): en Ribera de Arriba se conserva la calzada romana Picullanza y se pueden visitar, además, yacimientos arqueológicos en cuevas naturales, donde también se han descubierto numerosas pinturas rupestres.
  12. Gijón: esta ciudad fue fundada por los romanos en el siglo I d. C. Algunos de los vestigios que quedan en Gijón son el Parque Arqueológico-Natural de la Campa de Torres, las Termas Romanas de Campo Valdés o la muralla romana del siglo III.

 

Los comentarios están cerrados.