ADA MÁS QUE ASISTENCIA

 
¿NECESITAS AYUDA?  
LLÁMANOS 915 193 300

Elementos esenciales en tu coche: el botiquín de viaje

¿Qué pasa si estamos viajando y nos entra un dolor de cabeza brutal? Un kit de primeros auxilios puede salvarnos más de un trayecto… en especial si es largo. No es obligatorio, pero sí recomendable.

El botiquín de emergencia suele encontrarse en centros de trabajo. También en las casas. Pero, ¿y en el coche? ¿Sabemos si estamos obligados a contar con uno? En caso de disponer de botiquín de viaje, ¿está convenientemente equipado? Cuando nos disponemos a realizar un desplazamiento de varias horas, quizá en lo que menos pensemos sea en la posibilidad de enfermar, sentirnos mal, o simplemente hacernos una herida leve (y eso que esto, viajando con peques, no es precisamente algo extraño).

Sin embargo, puede pasar. Cortes de mayor o menor profundidad, indisposiciones, dolores súbitos menstruales, estomacales o musculares, cefaleas… pueden, si no arruinarnos el trayecto, hacer que lo pasemos fatal. Y no queremos eso. No hay necesidad de pasar por estas situaciones, per se tan desagradables, si estamos debidamente preparados. Eso sí, nos referimos a afecciones leves: un kit no podrá sustituir la atención sanitaria de emergencias, llegado el caso en que ésta sea urgente.

En primer lugar, hemos de saber que no es obligatorio en España llevar botiquín de viaje o kit de emergencias en el coche. Tampoco a nivel europeo existe una norma común que obligue a los Estados miembros, si bien en países como Alemania, Grecia o Bélgica sí que es obligatorio contar con este equipo.

Normativa internacional de los kits de emergencia

mujer joven con botiquín cocheCruz Roja aprueba la normativa internacional DIN 13164 que homologa estos equipos de primeros auxilios para los vehículos, y que partió en su momento del Instituto Alemán de Normalización, o Deutsches Institut für Normung (en alemán). Veamos en qué consiste el modelo homologado, con algunos añadidos para hacer que el botiquín sea más completo:

  • Peso y medidas (750 gramos; 260x170x80 milímetros).
  • Material (plástico y a prueba de golpes fuertes).
  • Ocho apósitos para heridas pequeñas.
  • Vendaje grande con compresa esterilizada, tres vendajes medianos con compresa esterilizada.
  • Tela mediana esterilizada, dos telas pequeñas esterilizadas.
  • Seis compresas esterilizadas.
  • Tijeras pequeñas, guantes desechables.
  • Dos pañuelos triangulares, toallitas limpiadoras.
  • Analgésicos, desinfectantes.
  • Ungüentos para quemaduras o picaduras de insectos.
  • Inhaladores, bicarbonato para las malas digestiones.

Como haríamos en nuestro hogar, el botiquín se almacenará en un lugar seco, alejado de la exposición al sol; y será inaccesible para los críos. Además, en el caso de las medicinas, éstas estarán supervisadas cada cierto tiempo (por si están caducadas, o llevan abiertas mucho tiempo), para reciclarlas si es preciso. Para completar el equipamiento, resultará de gran utilidad, llegado el caso, contar con una linterna y una manta, que además pueden sacarnos de más de un apuro.

Los comentarios están cerrados.